La OIT en acción: Resultados 2014-2015

Intensificación de la cooperación Sur-Sur y la cooperación triangular

En la actualidad, existen nuevos actores que dan forma a la agenda del desarrollo y los países emergentes actúan como socios estratégicos para otros países en desarrollo. La cooperación Sur-Sur y la cooperación triangular (SSTC) es una creciente modalidad complementaria para la cooperación de la OIT al desarrollo.

La reciente Agenda de Acción de Addis Abeba de 2015 hizo un llamamiento a la expansión de la SSTC, y el ODS 17 lo incluye entre sus objetivos: “Aumentar el apoyo internacional a la efectiva implementación y creación de capacidad dirigida en los países en desarrollo para prestar apoyo a los planes nacionales para poner en marcha todos los ODSs, incluyendo la cooperación Norte-Norte, la cooperación Sur-Sur y la cooperación triangular”.

Además, la nueva Estrategia de Cooperación al Desarrollo de la OIT reconoce la importancia en capacidad de la SSTC.

Los años 2014-2015 fueron testigos de un impulso sin precedente de la SSTC, creando una mayor concienciación institucional para identificar e implementar proyectos dentro del marco de la SSTC. Esto precede a la estrategia de cooperación Sur-Sur y cooperación triangular adoptado por el Órgano de Gobierno en 2012. En este periodo se firmaron diez nuevas alianzas con países de ingresos medios y con socios de cooperación Sur-Sur y de cooperación triangular, frente a las seis alianzas logradas en 2012-13, lo que representa un crecimiento del 40 por ciento y un aumento de la diversificación de la cartera de cooperación al desarrollo. La cooperación Sur-Sur y la cooperación triangular están estrechamente interconectadas y ambas deben observarse como un complemento a la cooperación Norte-Norte tradicional.

La SSTC han cobrado un particular impulso a partir de los esfuerzos de los BRICS (Brasil, China, India, Federación Rusa y Sudáfrica) en 2014-15, incluidas las contribuciones de casi 15 millones de dólares estadounidenses a lo largo de los últimos diez años, principalmente de Brasil, India y Sudáfrica, aunque también gracias a las contribuciones de Algeria, Panamá, la Federación de Sindicatos de China (ACFTU) y otros.

Entre los resultados claves obtenidos en el periodo se incluyen los siguientes:
  • Se celebró la primera Exposición Regional de los Estados Árabes sobre la cooperación Sur-Sur en Doha en febrero de 2014 con el objetivo de garantizar el intercambio de conocimiento sobre las prácticas que promueven con éxito el trabajo decente para mujeres y hombres, la eficiencia energética, las energías renovables y la seguridad del agua. La exposición resultó vital para prestar apoyo a los actores en el desarrollo y la puesta en marcha de políticas eficientes de empleo juvenil.
  • La OIT organizó un Foro sobre Soluciones en la Exposición de las Naciones Unidas sobre la cooperación Sur-Sur en noviembre de 2014 en Washington D.C., donde se compartieron buenas prácticas en materia de SSTC. El Foro abordó la protección social, la economía social y solidaria, la lucha contra el trabajo infantil, la garantía del diálogo social y la cooperación con Estados frágiles.
  • La OIT lanzó en 2014 una guía práctica sobre cooperación Sur-Sur y cooperación triangular y trabajo decente dirigida a profesionales de la familia de las Naciones Unidas y de los socios tripartitos para ayudar a mejorar la comprensión de la SSTC y el trabajo decente.
  • China es el mayor socio del Fondo de Naciones Unidos para la Cooperación Sur-Sur y el segundo país de los BRICS en firmar un acuerdo de asociación sobre cooperación Sur-Sur y cooperación triangular con la OIT. La OIT trabajó de manera intensa con China en materia de SSTC durante 2014-15, entre otros en un proyecto para la ampliación de los servicios de empleo y el aumento de la información sobre el mercado laboral en Camboya y la República Democrática Popular Lao, lo que dio como resultado una eficiencia mejorada del mercado de trabajo y mayores vínculos y flujos de información entre los demandantes de empleo y los empleadores en los dos países.
  • En mayo de 2015, Brasil y la OIT pusieron en marcha un proyecto Sur-Sur a gran escala para promover el trabajo decente en países productores de algodón en África y América Latina.
  • La OIT contribuyó al Tercer Foro de Desarrollo Local celebrado en Turín en octubre de 2015, sugiriendo formas de incluir la Agenda de Trabajo Decente a través de la cooperación Sur-Sur y la cooperación entre ciudades. El Gobierno de Argelia y la OIT firmaron un acuerdo en octubre de 2015 para fundar un programa de cooperación Sur-Sur sobre el diálogo social y la protección social que permitirá a los países africanos beneficiarse de la experiencia de Argelia

En primer plano: Los IBSA y la OIT se asocian en favor de las mujeres y hombres jóvenes de Haití

Haití sigue siendo un Estado frágil donde la mayor parte de la población sigue viviendo en una situación precaria y vulnerable. El desempleo y el subempleo suponen un grave desafío (40,2 por ciento del área metropolitana), especialmente entre mujeres y hombres jóvenes. La economía haitiana no ofrece oportunidades adecuadas para que los trabajadores jóvenes obtengan su primer empleo o inicien un negocio; y cuando se dan dichas oportunidades, los jóvenes están poco preparados.

En 2015, se estableció una alianza entre India, Brasil y Sudáfrica (IBSA) y la OIT en Haití para promover la integración socio-económica de niños y jóvenes vulnerables en las zonas de Bel Air y Cité Soleil de Puerto Príncipe. Este programa ofrece formación profesional, inserción laboral y prácticas de desarrollo empresarial y ciudadano para mujeres y hombres jóvenes (entre 14 y 30 años) que han sido víctimas de la explotación laboral. El proyecto también es innovador en su trabajo con la ONG brasileña Viva Rio, que tiene una amplia experiencia en la construcción de ciudadanía en comunidades de bajos ingresos en Brasil y que ha estado trabajando en Haití desde 2004. A pesar de que, en sentido estricto, se trata de un proyecto de cooperación Sur-Sur, marca el camino para prácticas triangulares: otros socios de desarrollo como Noruega cuentan con proyectos similares.